Cómo limpiar botas: trucos y consejos

Share

Son uno de los productos de calzado más apreciados por las consumidoras. La textura de sus tejidos, su acentuada resistencia, la comodidad que proporcionan y lo bien que aíslan del frío durante el invierno han provocado que las botas estén viviendo una segunda juventud. No obstante, su mantenimiento es algo delicado y eliminar la suciedad con éxito entraña más dificultad de la que parece. En el siguiente artículo vamos a darte las pautas necesarias para limpiar botas de todo tipo, para que las luzcas como si estuvieran nuevas.

Cómo limpiar botas de ante

Las botas de ante son una de las más vendidas, sobre todo durante la época de otoño-invierno. No obstante, el ante es un material delicado que absorbe la suciedad con facilidad, atrapa las incrustaciones de polvo y es enormemente sensible a ciertos productos químicos, lo que dificulta las tareas de limpieza. Para lavar las botas de ante lo mejor es utilizar agua y jabón, siempre que sea de pH neutro para que la acidez del compuesto no dañe el tejido, y sin frotar demasiado. Esto permitirá eliminar las manchas de grasa y suciedad incrustada, incluso en las botas de color más claro. Frotar suavemente la superficie para dejar que el jabón penetre en lo más profundo del tejido es elemental. Después, para retirar los restos de jabón solo tienes que coger una gamuza.

Sin embargo, si te estás preguntando cómo limpiar botas de ante para eliminar la suciedad incrustada del ambiente, lo mejor es que utilices un cepillo. Uno de dientes funciona especialmente bien, dado el tamaño del cabezal. Conviene frotar en el sentido de las fibras del tejido, nunca al revés, para mantener las fibras de ante en el mejor estado posible. Es conveniente humedecer ligeramente el cepillo para maximizar sus efectos, aunque se desaconseja el uso de productos químicos durante este proceso.

Cómo limpiar botas ugg

Las botas ugg son las más utilizadas en invierno, ya que mantienen los pies secos y calientes y suelen contar con una suela del grosor suficiente como para aislar completamente la planta del pie del frío. Pero, al igual que las de ante, las botas ugg cuentan con una superficie mullida que es ideal para que el polvo y la suciedad se quede conviviendo contigo en los pies, algo que conviene evitar, sobre todo en las botas de color claro, donde es más visible la suciedad.

Para todas aquellas que no sepan cómo limpiar botas ugg, lo mejor es optar por utilizar un cepillo de cerdas blandas para retirar la primera capa de suciedad (esto es vital para no abrasar la superficie y dañar las fibras). Realizamos una mezcla en un pequeño vaso con agua tibia y unas gotitas de vinagre, y utilizamos un paño para empaparlo con parte de la solución preparada. Lo pasamos por la superficie a limpiar y, acto seguido, utilizamos un paño húmedo para retirar los restos de la solución (lo mejor es evitar que el vinagre se seque en la superficie de la bota, ya que daría lugar a nuevas manchas). Cuando hayas terminado, deja secar las botas al aire libre durante unas horas (mejor evitar la exposición directa al sol), ¡y ya estaría!

Cómo limpiar botas de piel

Aunque la piel no es el material que más suciedad absorbe, sí es de los más sensibles a la humedad. A día de hoy existen espumas específicas para varios tipos de pieles, pero suele pasar que nunca tenemos en casa cuando realmente la necesitamos. Si te encuentras en esta situación, tranquila: hay un remedio casero ideal para eliminar la suciedad de tus botas de piel.

Lo primero de todo es eliminar con un paño seco la suciedad que pueda tener en su superficie y, acto seguido, preparar un cuenco con jabón hidratante. La clave está en aplicarlo sobre la piel de la bota para que cree espuma, pero sin llegar a abrasar la superficie. Con una fina capa de espuma bastará. Acto seguido, para retirar la espuma una vez la hayas dejado aplicar durante unos 10-15 minutos, será suficiente pasar un paño húmedo por la superficie de la bota.

Es importante apuntar que, si vas a decantarte por una espuma ya preparada para limpiar tus botas de piel, compruebes previamente la compatibilidad de sus compuestos con los materiales de tu bota. En el mercado existen diferentes fórmulas de este tipo de productos y no todas funcionan igual de bien en todo tipo de botas. Nuestra experiencia nos dice que, como limpiar botas de piel no es demasiado complicado y solamente debes ajustar la intensidad del cepillado para no dañar su superficie, pruebes directamente a preparar el remedio casero que te hemos explicado para limpiar tus botas de piel.

Cómo limpiar botas Panama Jack

Si no tienes la certeza de saber cómo limpiar tus botas Panama Jack de la manera adecuada, tranquila: pese a lo que pueda parecer y al contrario de lo que muchos piensan, el método más efectivo para limpiarlas es utilizar el método tradicional: agua y jabón.

El primer paso es, como viene siendo habitual, retirar el polvo de la superficie con un paño húmedo. En caso de que quieras limpiar incrustaciones de tierra o arena, lo mejor es retirar los cordones previamente para poder frotar la zona de la lengüeta más fácilmente. El jabón debe ser neutro, para que la acidez no actúe como corrosivo, y debes evitar exponerlas al sol o a fuentes de luz directa en casa. Utiliza el mismo método para retirar manchas de aceite, pintura o cualquier otro tipo de solución líquida.

Cómo limpiar botas Timberland

Te han costado un ojo de la cara, las has estrenado para hacer una escapada por el monte y no solo han acabado llenas de polvo, tierra y suciedad, sino que encima te has hecho un raspón contra una roca. “Y ahora, ¿cómo limpiar mis botas Timberland recién compradas?” Conocemos la sensación de “estrenar” por todo lo alto unas botas nuevas, pero no te frustres: hay maneras de limpiar tus botas Timberland con éxito. ¡Sigue leyendo!

Tras pasar un cepillo para eliminar los restos de suciedad superficial, coge un lápiz y utiliza la goma de su cara posterior para eliminar los arañazos o raspones que pueda tener por el uso. Es uno de los trucos infalibles para mantener en un estado óptimo tus flamantes botas. Si algunos son tan profundos que no se van, no te preocupes: ahora volvemos a pasar el cepillo.

El cepillo debe utilizarse de manera suave, sin hacer movimientos extraños y evitando mezclarlo con otros compuestos abrasivos. Puede emplearse de manera diaria para evitar la incrustación de partículas que resulten difíciles de eliminar más adelante, manteniendo la superficie con un aspecto más nuevo y brillante y retirando, además, restos de humedad y mugre de la ciudad.

También te podrá gustar...